Respecto a los anticelulíticos usados durante el embarazo, toda la información encontrada se resume en lo mismo: por los componentes que contienen se deben evitar tomar tanto por vía oral como tópica aplicado en el pecho durante el embarazo.

Algunos ejemplos de los componentes que contienen los anticelulíticos son los siguientes:

  • Fucus vesiculosus: Riesgo alto, poco seguro durante la lactancia. Contiene mucílagos y abundantes minerales, entre los que se encuentra el Yodo en cantidad muy variable pero importante, tanto que puede dar síntomas de hipertiroidismo

    Imagen: Stylepics

    (ansiedad, insomnio, taquicardía, palpitaciones). Puede contener también metales pesados, siendo una especie muy sensible a la contaminación. La comisión E del Ministerio de Sanidad alemán no ha aprobado ningún uso, desaconsejando su administración.

  • Cafeína: se absorbe por vía tópica. Puede producir nerviosismo e irritabilidad en el lactante.
  • Centella asiática: cicatrizante, venotónico. Prácticamente nula absorción sistémica a través de piel o mucosa vaginal. Evitar aplicar sobre el pecho o limpiarlo bien para evitar que el lactante lo ingiera.
  • Retinol: Vitamina A. Teratógeno a dosis altas en el embarazo.
  • Vitamina E: No usar sobre el pezón. Hay preparaciones tópicas con alto contenido en Vitamina E que el lactante puede absorber y acumular en hígado con resultados nocivos.
  • Aloe vera: Se utiliza, sin que esté comprobada su eficacia, para tratar las grietas del pezón. Si se aplica sobre el pecho hay que lavar bien para evitar que el lactante lo ingiera: riesgo de diarrea o de destete por el sabor.

Por todo ello se aconseja retrasar el uso de anticelulíticos y recomendar durante el embarazo:

  • Dieta sana y equilibrada. reducir la sal, no abusar de las comidas con demasiada grasa, ni de los dulces y beber abundante agua.
  • Masajes. Movimientos circulares ascendentes empezando por los pies y suavemente subir poco a poco hasta alcanzar los muslos.
  • Gimnasia. Andar durante media hora a diario. También se pueden hacer ejercicios de tonificación como bicicleta estática o natación.
  • Ropa. Evitar la ropa ajustada y usar prendas amplias y ligeras.
  • Baños. Para favorecer la circulación es recomendable terminar el baño o ducha con un chorro de agua fría. No se recomiendan los baños excesivamente calientes.

Siempre es muy importante leer la composición de las cremas, por la cantidad desconocida de componentes que llevan muchos cosméticos. Lo mejor después del embarazo sería utilizar cremas y aceites naturales que aseguren que en sus componentes no intervienen productos químicos cuestionables. Con esto, ejercicio físico y lactancia materna a demanda, veréis como en unos meses mejora la figura y se recupera el peso pregestacional.

Si todavía te quedan dudas, en esta página de LACTANCIA MATERNA podrás consultar qué productos son compatibles con la lactancia: www.e-lactancia.org

imagen: you beauty

imagen: you beauty

BIBLIOGRAFÍA:

  • E-lactancia: Información sobre compatibilidad de medicamentos y otros productos con la lactancia materna elaborada por APILAM.

Lele Ramírez y Ana Casanova. Matronas.

Compártelo

    1 Comentario en "Anticelulíticos y embarazo. ¿Sí o no?"

    1. Me encanta Lele, esto se pone en marcha!!!

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres