La piel del recién nacido a término posee una barrera fisiológica que le protege en condiciones externas adecuadas, aunque todavía existen diferencias con la piel adulta y necesita madurar antes de adquirir su pleno funcionamiento.

Anatomía de la piel del recién nacido

1. La piel del recién nacido es más fina, esto se debe a que sus capas (dermis, hipodermis y epidermis) son más delgadas que en el adulto.

2. El estrato córneo, responsable de la función de barrera, presenta un menor grado de desarrollo.

3. Menor cantidad de vello.

4. Inmadurez de la excreción sudoral, por lo que no existe una regulación térmica adecuada.

5. El pH de la piel es neutro, en comparación con el pH ligeramente ácido en el adulto.

tallermasaje

Funciones de la piel del recién nacido

1. Barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea.

2. Sistema de comunicación con el entorno.

Para que estas funciones puedan desarrollarse del modo adecuado, la piel debe encontrarse en un estado de equilibrio y salud.La piel, para mantenerse en un estado óptimo necesita entre un 10-13% de agua, por debajo del 10% la piel se vuelve seca y frágil, y si este estado se mantiene, se vuelve vulnerable a agresiones externas.

Por todo ello, es muy importante mantener la piel del recién nacido hidratada diariamente.

Lo mejor para hidratar la piel del recién nacido, es aplicar un aceite tras el baño o durante la realización del masaje infantil.

Aceites vegetales

Los mejores aceites que se pueden emplear en el bebé son los aceites vegetales vírgenes de primera prensada en frío. Estos aceites son ricos en ácidos grasos poliinsaturados (ácidos grasos esenciales) y vitaminas (A, D, E y K). Los ácidos grasos esenciales ayudan a regenerar la piel y a prevenir enfermedades dermatológicas

Las vitaminas liposolubles poseen funciones metabólicas muy importantes:

– Vitamina E es un antioxidante.

– Vitamina A protege los tejidos de la degeneración y favorece la visión.

– Vitamina D controla la absorción y fijación del calcio sobre los huesos.

Los aceites de prensadas posteriores o los extraídos de prensadas a altas temperaturas sufren una serie de tratamientos químicos muy invasivos (refinado, desenglomerado, decoloración…) que privan a los productos finales de una parte muy importante de sus propiedades y sus cualidades nutricionales.

¿Cómo reconocer un aceite de calidad?

Un aceite vegetal de calidad, para aplicar sobre la delicada piel del bebé, debe de ser elaborado por primera presión en frío. Este modo de extracción del aceite, preserva todo su contenido en ácidos grasos esenciales , vitaminas y antioxidantes naturales, no necesitando, de este modo, ningún aditivo.

Debe tener un sello de “certificado biológico” o “100% biológico”, lo que asegura que se trata de un aceite vegetal de producciones exentas de productos químicos sintéticos. Esto es importante, ya que aquellos aceites que contienen productos sintéticos, químicos o derivados del petróleo pasan al organismo del recién nacido cada vez que los aplicamos sobre su piel.

                       3517.15atbme                     am_25280_6583308_646120                   logo_ecocert

Aceites vegetales recomendados en los cuidados del recién nacido

Entre los aceites más recomendables para los cuidados del bebé encontramos los siguientes:

ACEITE VEGETAL DE ALMENDRAS DULCES

aceite-de-almendras-dulces

Este aceite posee propiedades tranquilizantes y es ideal para el masaje sobre pieles sensibles, delicadas o con problemas, nalgas de los bebés. También se emplea en pieles con irritaciones, agrietadas o con picores.

Posee efectos calmantes y antiinflamatorios sobre la piel irritada.

ACEITE VEGETAL DE MACADAMIA

aceite-macadamia-297x300

Se trata de un aceite no graso, delicadamente perfumado y muy suave para la piel. Es muy rico en ácido oleico, que restaura la hidratación de las distintas capas de la epidermis.

ACEITE VEGETAL DE NUEZ DE ALBARICOQUE

albaricoque1-500x500

Es un aceite neutro y de fácil tolerancia por todo el mundo. Muy rico en vitamina A y en ácido linoleico, es tonificante, nutriente, hidratante, flexibilizante, revitalizante y suavizante.

ACEITE VEGETAL DE CALÉNDULA

aceite-de-calendula

Este aceite refuerza las propiedades naturales de la epidermis. Se emplea especialmente para las pieles maltratadas, agrietadas o irritadas. Tiene una acción tranquilizadora y calmante.

Estos son solo algunos ejemplos, ya que existen muchos más. Os recomendamos que los probéis y escojáis el que más os guste

Recomendaciones antes de aplicar un aceite vegetal

Aunque los aceites vegetales son muy poco reactógenos, sería conveniente antes de su aplicación sobre toda la piel del recién nacido, probar en pequeña cantidad sobre el pliegue del codo del bebé, y esperar unos 10-15 minutos para comprobar que no dan reacción a nivel local. Una vez se ha comprobado que no causa ningún problema, se puede aplicar directamente sobre toda la piel del recién nacido.

Esta prueba solo será necesaria realizarla una sola vez, al empezar a usar un nuevo aceite vegetal.

Otras propiedades

Los aceites vegetales son sustancias muy importantes y beneficiosas para los seres humanos, pero además, pueden ser un buen modo de reforzar el vínculo afectivo entre los padres y el bebé, y contribuir, junto con el masaje infantil a mejorar el estado de salud del bebé. Se suelen emplear en el masaje como lubricantes y permiten realizar los movimientos con mayor facilidad y fluidez.

cursos-masaje-infantil-1

En nuestras próximas entradas seguiremos hablando del masaje infantil

“El poder relajante de la caricia”

Ana Casanova y Lele Ramírez. Matronas

Compártelo

    1 Comentario en "Cuidados de la piel del recién nacido: el uso del aceite adecuado"

    1. Excelente artículo!

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres