Logo-DMD

 

La diabetes constituye la alteración metabólica que más frecuentemente se asocia al embarazo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus (DM) es un transtorno metabólico caracterizado por el exceso de glucosa (azúcar) en sangre. En una persona no diabética, la insulina, hormona que segrega el páncreas, hace que la glucosa entre en las células, y sus niveles en sangre se mantengan en los límites normales y estables.
Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios.

Según la OMS y la Asociación Americana de Diabetes (ADA), existen varias clasificaciones de la diabetes mellitus. Nosotras a modo de resumen la clasificaremos en relación con el embarazo en dos: diabetes mellitus pregestacional y diabetes mellitus gestacional.

1) La diabetes pregestacional es la que la mujer presenta antes de quedarse embarazada. Su importancia se debe a que un mal control afecta al pronóstico de la madre y al de su futuro hijo, con un incremento del riesgo de abortos, malformaciones y otras complicaciones perinatales.

– DM tipo 1: la causa es que el páncreas no fabrica insulina, por lo que debemos introducirla en el cuerpo a través de una inyección (en el embarazo están contraindicados la mayoría de antidiabéticos orales). Se llama también diabetes insulinodependiente.

– DM tipo 2: es generada como consecuencia de un defecto progresivo en la secreción de insulina, es decir, el cuerpo sí produce insulina, pero no produce suficiente, o no puede aprovechar la que produce (resistencia a la insulina). Esta forma es más común en personas mayores de 40 años aunque cada vez es más frecuente que aparezca en sujetos más jóvenes, y se relaciona con la obesidad. Se llama también diabetes no-insulinodependiente.

Si eres diabética y estás pensando en tener un bebé, es muy importante que planifiques tu embarazo para prevenir tener un bebé con un defecto congénito grave o sufrir un aborto espontáneo, entre otras complicaciones. Por eso es es fundamental conseguir un buen control metabólico de la diabetes antes de  quedarte embarazada,  para evitar complicaciones  durante el embarazo y asegurar el bienestar del bebé.

Captura de pantalla 2014-11-14 a las 11.28.57

Captura de pantalla 2014-11-14 a las 11.29.24

2) La diabetes gestacional: es la que se diagnostica durante el embarazo. También las mujeres con diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y de padecer diabetes de tipo 2 en el futuro.

 


 

¿glucomedics 75 gr. 200mlCómo se detecta la diabetes gestacional?

Mediante el Test de O’Sullivan  (“prueba del azúcar”) que se realiza en la semana 24-28 de gestación, aunque puede que la hagan en el primer trimestre si existen factores de riesgo. Esta prueba se realiza  mediante una extracción de sangre (no hace falta ir en ayunas): se determinará el nivel de glucosa basal, tras la analítica se ingieren  50gr de glucosa y una hora más tarde se vuelve a realizar otra extracción de sangre. La prueba saldrá bien si el nivel de azúcar es  <140mg/dl.

En caso de que el resultado fuera mayor de 140mg/dl se debe hacer el diagnóstico de  intolerancia a los hidratos de carbono o de diabetes gestacional. Para esta prueba sí se debe ir en ayunas. Tras la extracción de sangre basal se realizará una sobrecarga oral de 100gr de glucosa y se realizarán tres extracciones seriadas a la hora, a las 2 horas y a las tres horas de la ingesta.

Captura de pantalla 2014-11-14 a las 18.00.57

Si hay dos valores alterados se diagnostica diabetes gestacional. Si hay un valor alterado se repite la prueba en tres semanas. Si vuelve a exceder el límite se diagnostica intolerancia a la glucosa.

Es necesario saber que dos determinaciones de glucemias basales >126 mg/dl en días diferentes, o una determinación al azar > 200mg/dl, ratifican el diagnóstico de DG y excluyen la necesidad de realizar la sobrecarga oral de glucosa.

Si eres diabética gestacional debes entender en qué consiste la DG y la repercusión que puede tener sobre tu salud y la del bebé, así como cuidar especialmente la alimentación (no te olvides de realizar 6 tomas diarias para evitar hipoglucemias en ayunas e hiperglucemias tras las comidas), practicar ejercicio regularmente y realizar frecuentes autocontroles de azúcar en sangre (habitualmente se realizan en ayunas y una hora después del desayuno, comida y cena). Es importante conseguir y mantener un buen control glucémico  para prevenir que el bebé nazca con tamaño y peso excesivos y evitar también la hipoglucemia al recién nacido. Es poco habitual que la DG llegue a requerir insulinoterapia, pero en ocasiones, ni la dieta ni el ejercicio físico logran normalizar las cifras de glucemia por lo que el médico puede prescribir tratamiento con insulina.


Diabetes y puerperio.

En el puerperio, es fundamental que la embarazada no pierda el contacto con su matrona. A partir de las 6-8 semanas  y/o una vez finalizada la lactancia, se practicará una reclasificación metabólica con una sobrecarga oral de glucosa con 75 gr para comprobar que los niveles de glucemia han vuelto a la normalidad o si de lo contrario se requiere seguir con tratamiento. Hay que saber que existe riesgo de volver a tener diabetes en futuros embarazos y riesgo de tener  diabetes en un plazo más o menos largo de tiempo, por lo que hay que controlar los factores de riesgo (principalmente el peso) en la medida de lo posible.

 

Lele Ramírez y Ana Casanova. Matronas.

 

 

Fuentes:

Fundación para la diabetes

Materfetal

OMS

El Parto Es Nuestro

Guía práctica de atención en el embarazo y puerperio. Ministerio de Sanidad. Mayo 2014.

Compártelo

    1 Comentario en "Día Mundial de la Diabetes. Conoce la diabetes en el embarazo"

    1. Yo tambien tuve diaebtes gestacional, hipotiroidismo y colestasis. Fui a cesarea porque era considerado embarazo de riesgo alto y mi bebe nacio perfecta y hasta con bajo peso. Yo sufri mucho porque subi solo 4 kg en todo el embarazo, me mori de hambre. Ademas tenia bajas de glucosa (hipoglucemia) y me temblaban las manos y rodillas si no comia nada, veia borroso. Horrible! Encima la colestasis no me permitia comer grasas ni fibras, asi que basicamente comia ensaladas, verduras hervidas y bifes magros. Lo peor fue que tuve un mal momento en mi trabajo y eso ayudo a subir mucho los niveles en los analisis. Despues de que se soluciono, mis analisis mejoraron muchisimo. El medico me dijo que si no hubiera sido por el stress, tal vez no habria tenido nada. La verdad es que lo pase muy mal en el embarazo, me agarro con muchos kilos de mas y se me fue la salud al caf1o. Para mi proximo embarazo quiero bajar mucho de peso y mantenerme mas tranquila Eso les recomiendo a las mamas embarazadas o las que buscan, tratar de mantenerse en el peso adecuado si es que tienen tendencia a pasarse y SOBRETODO dejar las preocupaciones para otro momento, durante el embarazo no importa mas que la mama y el bebe.

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres