Vídeo: vía El Parto Es Nuestro

 

¿Sabes en qué consiste el enganche espontáneo?

A la hora de dar de mamar se deberá adoptar una postura cómoda (la más adecuada es semitumbada) con el bebé boca abajo sobre tí, y con su cabeza situada entre tus pechos descubiertos.

Durante el embarazo los pezones se oscurecen y contrastan con el resto de la piel, lo cual sirve de guía al bebé, que al nacer tiene la capacidad de reptar y moverse sobre el abdomen y el pecho de su madre para llegar al pezón. El bebé empezará a cabecear, buscará y escogerá un pecho y golpeará repetidamente con la barbilla hasta engancharse solo.

Hemos observado que cuando el bebé comienza a cabecear, a mover la cabeza de un lado a otro sobre el pezón, a golpearlo con la barbilla, los padres angustiados piensan que el bebé no sabe engancharse, que no consigue atinar en el pezón, e intervienen para ayudarle. Tranquilos, todo esto que él hace es parte del enganche espontáneo. Es como cuando nosotros nos pelamos la fruta, o cortamos el filete, es decir, nos preparamos la comida. Pues el bebé hace lo mismo, es una forma de poner a punto su comida. Solo es cuestión de darle tiempo y finalmente se enganchará.

En esto consiste el enganche espontáneo, es simplemente dejar que el bebé se enganche solo, sin ninguna intervención más que vigilarle y sobre todo, disfrutar.

Imagen enganche espontáneo

 

Lele Ramírez y Ana Casanova. Matronas.

BIBLIOGRAFÍA:

  • El Parto es Nuestro
Compártelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres