A pesar de que los riesgos para la salud asociados al tabaco son de sobra conocidos, casi un 40% de las mujeres siguen fumando durante el embarazo. Si ese es tu caso, desde Ayúdanos que somos padres  te explicamos por qué deberías dejar el tabaco y algunas pautas que te pueden ayudar a conseguirlo. 

Son muchos los efectos adversos asociados al tabaco, en concreto, en cuanto a patología ginecológica se refiere, el tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de mama e incrementa en 4.5 veces el riesgo de sufrir cáncer de cuello uterino. También se relaciona con esterilidad femenina y disminución del número de años fértiles. Los efectos perjudiciales del consumo de tabaco, son especialmente peligrosos y se asocian a graves riesgos para la madre y el bebé. 

Consumo-de-tabaco-durante-el-embarazo-470x200

Imagen: Pinterest

Fumar durante el embarazo es el factor de riesgo modificable más importante para la salud del bebé y de la madre. Dejar de fumar vale la pena para ti y para tu bebé.

Las fumadoras embarazadas encienden una media de 13 cigarrillos al día. Si se suman, a lo largo del embarazo se expone al bebé a las sustancias nocivas de 3.640 cigarrillos. Por ello, cuando la embarazada deja de fumar, la recompensa se siente al poco tiempo.

dia-sin-tabaco--a

Imagen: Guiainfantil

A los 20 minutos tras el último cigarrillo la tensión arterial y la frecuencia cardíaca vuelven a la normalidad;  a las 8 horas el oxígeno se normaliza, los niveles de nicotina y de CO2 se reducen a la mitad;  a las 24 horas el CO2 se elimina del cuerpo y los pulmones comienzan a eliminar moco; a las 48 horas el gusto y el olfato comienzan a mejorar; tras 2 semanas mejora la circulación; a los 3 meses la función pulmonar se incrementa y se reducen la tos y otros problemas respiratorios; tras 1 año el riesgo de infarto se reduce en un 50%.

El tabaco se asocia a grandes riesgos para la salud del bebé:

brilliant-ads17

Imagen: Pinterest

  • Bajo peso al nacer (se relaciona hasta con un 20% de los casos)
  • Parto pretérmino
  • Desprendimiento de placenta
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (hasta en un 25% de los casos)
  • Aumento de las enfermedades respiratorias
  • Labio leporino y paladar hendido
  • Dificultades de aprendizaje
  • Desórdenes de la conducta
  • Adicción en la adolescencia

 Asociado con graves riesgos para la salud de la madre:

A corto plazo:

1

Imagen: Vida y Salud

  • Náuseas y vómitos
  • Hipertensión
  • Aborto espontáneo
  • Embarazo ectópico
  • Rotura prematura de membranas
  • Complicaciones placentarias
  • Parto pretérmino

 Afumarembarazo1 largo plazo:

  • Cáncer
  • Muerte prematura
  • Enfermedad cardiovascular
  • Otros problemas de salud

Fumar durante el embarazo sigue siendo un problema importante de salud pública. A pesar de ser conocidos los riesgos sobre la salud asociados a esta conducta, muchas mujeres siguen fumando aún después de saber que están embarazadas.

Pero también es cierto que esta etapa posee una serie de ventajas para abandonar el hábito: 

– El embarazo es un periodo especialmente receptivo para los problemas de salud.

– Es más probable que una mujer deje de fumar durante el embarazo, que en cualquier otro momento de su vida.

– Una futura madre está generalmente muy motivada para hacer todo lo que esté en su mano para tener un bebé sano.

 Las matronas estamos en una posición única para poder ayudar a las mujeres y debemos ofrecer tratamientos y estrategias para que dejen de fumar.

El mejor consejo que podemos dar para mejorar la salud de la mujer y la de su bebé es que abandonen el tabaco.

embarazadas_123rf1

Imagen: Web consultas

Efectos positivos del abandono del tabaco durante el embarazo:

  • Tu bebé tendrá más oxígeno, ya desde el primer día después de haberlo dejado.
  • Los pulmones de tu bebé trabajarán mejor.
  • Disminuye el riesgo de parto prematuro.
  • Hay más posibilidades de que den de alta a tu bebé contigo tras el parto.
  • Tendrás menos riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el tabaco.
  • Tendrás más posibilidades de conocer a tus nietos.
  • Tendrás más energía y respirarás mejor.
  • Tendrás más dinero para gastar en otras cosas.
  • Tu ropa, tu pelo y tu casa olerán mejor.
  • La comida te sabrá mejor.
  • Te sentirás muy bien por lo que has hecho por tu salud y la de tu bebé.

Sugerencias de ayuda:

  • Practicar ejercicio físico al aire libre.

    Deportes-permitidos-y-prohibidos-en-el-embarazo_reference

    Imagen: okDiario

  • Hacer respiraciones profundas.
  • Hablar con un amig@.
  • Escribir en un diario.
  • Pasar más tiempo con amigos que no fumen.
  • Pedir a los demás que no fumen en su presencia.
  • Establecer una zona “libre de humo” en tu casa.
  • Evitar estar con personas fumadoras.
  • Cambiar algunas rutinas.
  • Busca apoyo en los profesionales.
  • Márcate un día en concreto para dejarlo.
  • Piensa en positivo: la necesidad imperiosa de dejar de fumar suele desaparecer tras 10 o 12 días.
  • Prémiate por cada día que no hayas fumado, lo estás haciendo muy bien y te lo mereces.
    amigas-gestantes

    Imagen: Pinterest


Tratamiento farmacológico:

2 (1)

Imagen: eresmama

Las mujeres embrazadas deberían intentar abandonar el tabaco sin ayuda farmacológica.

La TSN (Terpia Sustitutiva de la Nicotina): parches, chicles y comprimidos para chupar; expone al feto a la nicotina lo que puede por sí mismo producir neurotoxicidad. Si fuera necesario, es preferible el uso de una dosificación intermitente (chicles), ya que los parches exponen al feto a una dosis continua de nicotina.

Tabaco y lactancia materna:

Existen estudios que demuestran que las madres que fuman eligen la lactancia artificial con más frecuencia, es mayor la tasa de abandono de lactancia materna tras la salida del hospital y a los 6 meses, destetan antes que las no fumadoras y cuanto más fuman, más bajos son los niveles de prolactina (hormona favorecedora de la producción de leche).

La nicotina también interfiere en el reflejo de eyección y el fumar se asocia con menor producción de leche.

Recomendaciones

  • No fumes si das el pecho, ni en presencia del niño.
  • Si no puedes dejarlo, redúcelo en lo posible y usa cigarrillos bajos en nicotina.
  • La toma debe retrasarse lo más posible tras el último cigarrillo.
  • No compartas con el bebé tu cama hasta 5 horas después del último cigarrillo.
Fotolia-32558073-Subscription-XL-652x300

Imagen: Pinterest

Sabemos que a muchas mujeres les resulta difícil dejar de fumar durante el embarazo a pesar de conocer los beneficios que ello conlleva para su salud y la de su hijo. Si deseas asesoramiento o consejo para dejar de fumar consulta a tu matrona o ginecólogo, ellos te pueden ayudar. 

Bibliografía:

– Protocolo SEGO

– Factores determinantes del abandono del tabaquismo durante el embarazo

– SEDET. Sociedad española de especialistas en tabaquismo

– Keegan J, Parva M, Finnegan M, Gerson A, Belden M. Adicction inpregnancy. J Addict Dis. 2010; 29(2).

Ana Casanova y Lele Ramírez. Matronas

Compártelo

    1 Comentario en "EMBARAZO Y TABACO"

    1. Algunos obstetras dicen que fumar “hasta 5 cigarrillos por dia” esta bien. Sin embargo, esto no es asi ya que NO hay un nivel seguro de consumo de tabaco durante el embarazo. Esta comprobado que fumar unos pocos cigarrillos por dia expone al feto a mas de 7.000 substancias toxicas y daninas que pueden afectar su desarrollo y crecimiento. Cuando hay humo de tabaco en el ambiente, el feto recibe menos oxigeno, aumentan los latidos de su corazon y se altera el crecimiento de sus pulmones. Tambien disminuye la circulacion de sangre por la placenta, por lo que el feto recibe menos nutrientes.

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres