Actualizado: Noviembre 2018

 

¿Qué es la consulta preconcepcional?

Es la visita a tu matrona en el intervalo de un año antes de quedarte embarazada. Esta consulta supone un momento ideal para evaluar a la mujer y sus expectativas de futuro en relación con la gestación, así como el estado de salud de la pareja y/o los factores de riesgo asociados.

Imagen: Matronas y tu

¿Un año antes? Sí. La matrona no solo aparece en tu vida en el momento en el que te quedas embarazada para acompañarte durante los nueve meses del embarazo, el parto, el puerperio y la lactancia, sino que puede prestarte ayuda desde mucho antes.

La consulta preconcepcional con la matrona es tan importante como la primera visita del embarazo o las siguientes visitas de control de la gestación.

NO LO OLVIDES: Toda mujer que desee gestar debe organizar su vida como si la gestación se hubiera producido ya.

¿Por qué es tan importante la consulta preconcepcional con la matrona?

Las primeras semanas de gestación en las que, en la mayoría de los casos, la mujer desconoce que está embarazada son las más críticas para el desarrollo fetal. La evidencia científica sugiere que la exposición preconcepcional y prenatal a algunos factores de riesgo, como las exposiciones ambientales desfavorables o la presencia de hábitos tóxicos, hábitos dietéticos desfavorables o enfermedades crónicas descompensadas, pueden afectar negativamente a este desarrollo y ocasionar efectos de larga duración para la salud.
El periodo de mayor vulnerabilidad para el embrión son las 10 primeras semanas de gestación, por ello, el consejo reproductivo durante el periodo preconcepcional constituye un aspecto importante dentro de la asistencia prenatal.

Imagen: Pinterest

La atención previa a la concepción puede ayudar a aumentar los resultados positivos durante la gestación mediante el compromiso de las mujeres a mantener un estilo de vida saludable antes de quedarse embarazadas.

Las bases de la consulta preconcepcional son:

  • Evaluación del riego preconcepcional.
  • Acciones educativas y promotoras de salud.
  • Suplementación famacológica.

¿Qué hará la matrona en la consulta preconcepcional?

En este primer encuentro os conoceréis.

  1. Exploración física: toma de tensión arterial, peso y la talla, calculo del índice de masa corporal (IMC), exploración ginecológica y mamaria. Puede que realice la toma de muestra para citología vaginal, según el protocolo de cada centro para la prevención del cáncer de cuello uterino.
  2. Pruebas de laboratorio:  recomendadas a todas las mujeres analíticas (Hemograma, hematocrito, Grupo sanguíneo y factor Rh, glucemia y proteinuria), también pruebas de serología: rubéola, sífilis,  VIH, toxoplasmosis (actualmente no se encuentra dentro del cribado sistemático en muchas Comunidades Autónomas) y otras pruebas que considere necesarias.
  3. Historia clínica: antecedentes personales, familiares, genéticos y reproductivos, así como tu estado de vacunación, antecedentes médicos, obstétricos, si estás tomando tratamiento farmacológico, cómo es tu estado nutritivo y si estás expuesta a factores ambientales, lo que le permitirá evaluar si hay algún tipo de riesgo que requiera un control más estricto o incluso la derivación al especialista adecuado.
  4. Evaluación del riesgo: información sobre hábitos preventivos y de fomento de la salud.
  5. Valoración de necesidad de toma de citología.
  6. Consejo genético: en caso de enfermedades hereditarias derivación para estudio genético.

Y por supuesto, hablaréis de las actividades promotoras de la salud, como el ejercicio físico, llevar una dieta sana y variada, el abandono de los hábitos tóxicos como beber alcohol, fumar o el consumo de drogas y la prevención de los defectos del tubo neural a través de la ingesta de ácido fólico.

PREVENCIÓN DE LOS DEFECTOS DEL TUBO NEURAL:

En las mujeres que planifican su embarazo se sugiere la suplementación diaria con 0,4 mg de ácido fólico desde al menos un mes previo a la concepción y hasta las 12 semanas de embarazo.

En las mujeres con antecedentes de defectos del tubo neural, que han tenido un hijo anterior con defecto del tubo neural, son diabéticas, vegetarianas o epilépticas (en tratamiento con anticonvulsivantes), se recomienda la suplementación diaria con dosis de 5 mg de ácido fólico desde 1 o 2 meses previos a la concepción y hasta 12 semanas después.

(Guía de Práctica Clínica de Atención en el embarazo y puerperio.Ministerio sanidad. 2014)

Imagen: Pinterest

Actualmente pocas mujeres tienen conocimiento de esta prevención, que en la mayor parte de los casos se inicia una vez se confirma la gestación

PROFILAXIS CON YODO

  • Se sugiere no administrar de manera sistemática una suplementación diaria con yodo a las mujeres que planifican su embarazo.
  • Se sugiere la suplementación farmacológica durante la gestación con yoduro potásico a dosis de 200 μg/día en aquellas mujeres que no alcanzan las cantidades diarias recomendadas de ingesta de yodo con su dieta (3 raciones de leche y derivados lácteos + 2 g de sal yodada).

Consejos:

  • En algunos casos de mujeres con diabetes, epilepsia, hipotiroidismo u otras enfermedades crónicas, al principio del embarazo puede ser necesario reevaluar el tratamiento habitual por el médico/a que atiende el proceso.
  • En mujeres con sobrepeso u obesidad (IMC ≥25 kg/m2) y con más de un factor de riesgo adicional de diabetes (incluyendo antecedentes de diabetes gestacional) se sugiere el cribado para detectar la prediabetes y la diabetes tipo 2.
  • En mujeres que son diabéticas se sugiere optimizar el control glucémico hasta alcanzar, antes del embarazo, el mejor control posible. La gestación está desaconsejada a mujeres con mal control metabólico.
  • En mujeres que presentan hipertensión crónica se sugiere revisar la medicación antihipertensiva por si fuera conveniente su modificación.
  • En mujeres que presentan antecedentes de cesárea se sugiere aconsejar esperar un mínimo de 18 meses hasta el siguiente parto.
  • En mujeres que no están inmunizadas frente a la hepatitis B se sugiere la vacunación antes del embarazo.
  • En mujeres que no están inmunizadas frente a la rubéola se sugiere la vacunación antes del embarazo con vacuna triple vírica y tomar precauciones para evitar el embarazo durante los 28 días siguientes a la vacunación.
  • Aconsejar sobre las medidas adecuadas para evitar la infección por Toxoplasma gondii durante el embarazo.
  • Dieta equilibrada de nutrientes.
  • Se recomienda el consumo de sal yodada.
  • Recomendar el abandono de consumo de alcohol y tabaco y proponer intervenciones de deshabituación.
  • Realización de ejercicio físico de manera habitual.

Pregunta a tu matrona todo lo que necesites saber, aconsejamos que lleves escritas en un papelito las dudas que tengas ¡Para que no te quedes con ninguna!

Imagen: papa2.0

Acude a tu matrona para realizar la visita preconcepcional


 

Lele Ramírez y Ana Casanova. Matronas.

BIBLIOGRAFÍA:

Compártelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres