1En la actualidad, la mayoría de las mujeres en España todavía permanecen acostadas desde su ingreso en el hospital. La monitorización electrónica fetal sistemática, las infusiones intravenosas, la utilización generalizada de la analgesia epidural y las rutinas asistenciales han limitado las posibilidades de las mujeres de deambular durante la dilatación o adoptar posiciones diferentes al decúbito (acostadas sobre la espalda). Sin embargo, numerosos estudios demuestran que la deambulación y las posiciones verticales podrían acortar la duración del parto. La libertad de movimientos permite adoptar posiciones que alivian el dolor y mejoran el bienestar de la mujer y su sensación de protagonismo y control.

En la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal publicada por el Ministerio de Sanidad en 2005, ya se recomienda:

Alentar y ayudar a las mujeres, incluso las que utilizan analgesia epidural, a adoptar cualquier posición que encuentren cómoda a lo largo del periodo de dilatación y a movilizarse si así lo desean, comprobando previamente que haya una buena movilización de las piernas.

Las posiciones que adoptan las mujeres durante el parto, responden a diversos factores, entre ellos el cultural. Generalmente las mujeres que viven en zonas menos desarrolladas suelen adoptar posturas más “fisiológicas” de cara al parto, buscando la verticalidad: de pie, cuclillas, de rodillas, etc.

El parto es un proceso vivo, dinámico, y el movimiento y cambio de posiciones es lo que más lo favorecen y hacen que se desarrolle con normalidad.

Si reflexionas sobre el momento del parto, seguramente no te sientas cómoda en la misma posición a lo largo de todo el proceso. Tu cuerpo te irá pidiendo cambios y movimiento a medida que el bebé descienda en el canal de la pelvis. Al inicio del parto, en casa, quizá necesites caminar y moverte de un lado a otro, tomando aire con cada nueva contracción, y moviendo tu cintura haciendo círculos suavemente. A medida que el bebé avanza dentro de la pelvis, puede que tu cuerpo te pida diferentes posiciones, como sentada con las caderas abiertas y moviendo las piernas de un lado a otro. En el momento del expulsivo, muchas mujeres prefieren estar cerca del suelo, a cuatro patas o tumbadas de lado. Pero has de tener claro que no hay una postura ideal para cada momento.

Lo ideal es que la mujer pueda colocarse en la posición en la que se encuentre más cómoda, y pueda cambiarla cómo y cuándo lo desee.

POSICIONES EN EL EXPULSIVO

FAME: Posición vertical de pie.

Las posiciones verticales (de pie, sentada o silla de partos), comparadas con supino o litotomía (tumbada), se asocian a una menor duración del parto, disminuye el número de partos instrumentales, tasas menores de episiotomías, menor dolor agudo y menos patrones anormales de la frecuencia cardíaca fetal.

Cuando la mujer adopta cualquier posición vertical, mejora la libertad de movimientos y ayudada por la gravedad, se produce una mejor presión de la cabeza fetal sobre el cuello del útero (lo que aumenta la producción de oxitocina endógena, mejorando las contracciones). En esta posición se produce un aumento de los diámetros de la pelvis que facilitan el descenso de la cabeza del bebé. Alivia los dolores sacrolumbares pero también se asocian a un mayor número de desgarros de segundo grado y de hemorragias postparto. Puede ser cansada para la mujer, mejora si el cuerpo se sostiene de una tela.

La posición de pie suele usarse muy frecuentemente durante las primeras etapas del parto, con mayor libertad de movimientos. Puedes usarla para andar, balancearte, movilizar la pelvis haciendo círculos pequeños y grandes, con las piernas separadas o juntas, una más elevada que la otra según las sensaciones que tu cuerpo te transmita. Así ayudas y permites que la cabeza del bebé se vaya adaptando al canal de la pelvis al mismo tiempo que desciende.

FAME: Silla de partos

 

Las sillas de partos son otra opción para favorecer el parto usando la verticalidad. Estas sillas existen desde la antigüedad y se han usado en diferentes culturas, por lo que existen numerosos modelos. Son similares a un taburete con una apertura central y delantera. Suelen ser más usadas en el periodo expulsivo, cuando la mujer se encuentra cansada tras adoptar, durante la dilatación , otras posiciones que requieren una mayor fuerza en las piernas.

 

 

En la posición sentada también se puede emplear un balón o pelota grande. Proporciona movilidad a la pelvis y orientarla en muchas posiciones. La mujer puede descansar y apoyar su tronco sobre la cama, pareja, una silla, etc.

FAME: Posición vertical de cuclillas

 

La posición de cuclillas  agranda mucho el estrechjo de la pelvis. Presenta similares ventajas que las verticales, aunque están asociadas a más desgarros en nulíparas y resultados perineales más desfavorables por la gran presión que se ejerce sobre el periné. La mujer se puede colocar en esta posición sujetada por su pareja desde las axilas o cogida a una tela que cuelgue del techo. Requiere fuerza en las piernas y equilibrio, por lo que puede ser cansada.

 

 

 

FAME: Posición cuadrupedia

 

Las mujeres que adoptan posturas de manos y rodillas (Cuadrupedia) presentan menor dolor lumbar y encuentran dicha posición como la más cómoda para dar a luz, con menor dolor perineal posparto y con una percepción de un parto más corto. Esta posición incrementa los diámetros de la pelvis, favorece la rotación y el descenso fetal; y está asociada a menores desgarros perineales.

 

 

 

Imagen: Blandine Calais Germain

Las posiciones laterales presentan la tasa más alta de perinés intactos, previenen el síndrome de compresión de la vena cava y ofrecen mayor libertad de movimientos. Las contracciones son eficaces, produciendo un aumento de la intensidad y menor frecuencia de las mismas. La mujer descansa y la pelvis está libre. La pareja puede masajear la zona lumbar, presionar o dar calor para aliviar el dolor.

 

FAME. Posición semisentada en cama

 

La posición semisentada es una de las más empleadas, sobretodo en el caso de mujeres que optan por el uso de la analgesia epidural. Aunque permite un uso parcial de la gravedad, favorece la apertura de la pelvis y mejora la percepción del dolor lumbar en comparación con la posición acostada. La posición sentada es factor protector del trauma perineal y también proporciona un mayor confort y autonomía de la madre en el nacimiento.

 

La posición de litotomía o acostada suele ser empleada por su mayor comodidad para la monitorización fetal, la realización de exploraciones vaginales y en el caso de uso de analgesia epidural. Si se trata de partos intrumentales proporciona una mayor comodidad para el profesional. En esta posición, la gravedad no favorece al encajamiento de la cabeza fetal en la pelvis y proporciona una menor libertad de movimientos. Si la mujer esta fatigada le permite descansar. Como inconvenientes incrementa el uso de la episiotomia, cierra el estrecho de la pelvis y aumenta el dolor lumbar.

 

DATOS DE INTERÉS

  • En mujeres con analgesia epidural, se observa una reducción de la duración del parto en las posiciones verticales (incluido de pie, caminando, de rodillas, en cuclillas o sentada) frente a posiciones acostadas sobre la espalda.

 


Fuentes:

  • Artículo El Parto es Nuestro: Muévete, elige tu postura.
  • Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Atención al Parto Normal. Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco (OSTEBA). Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Galicia (Avalia-t). 2010. Guías de Práctica Clínica en el SNS: OSTEBA Nº 2009/01
  • Iniciativa parto normal. FAME.
  • Lugones Botell Miguel, Ramírez Bermúdez Marieta. El parto en diferentes posiciones a través de la ciencia, la historia y la cultura. Rev Cubana Obstet Ginecol  [revista en la Internet]. 2012  Mar   38(1): 134-145. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-600X2012000100015&lng=es.
  • Parir en movimiento. Blandine Calais-Germain. 2009.

Ana Casanova y Lele Ramirez. Matronas

 

Esperamos que os sirva de ayuda para que disfrutéis de vuestros maravillosos nacimientos. Gracias

 

Compártelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres