De sobra sabemos que la leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de vida. Cubre las necesidades nutricionales para su adecuado crecimiento y desarrollo físico y desde el punto de vista emocional le asegura el establecimiento de un buen vínculo madre-hijo y una adecuada relación de apego seguro con su madre, ambos esenciales para un correcto desarrollo como persona independiente y segura.

Por todo ello la lactancia materna es considerada el método de referencia para la alimentación y crianza del lactante y el niño pequeño.

 

 

lactancia-materna-3.jpg

Vía: Maternidad facil

Aunque la lactancia materna sea el alimento ideal para el recién nacido, puede que algunas madres no deseen amamantar a sus bebés o no puedan hacerlo (Recordar que son poquísimas las causas que contraindican la lactancia materna, y deben ser diagnosticadas por un profesional sanitario.)

TODAS LAS MADRES TENEMOS LECHE, UNA LECHE MUY NUTRITIVA Y ELABORADA PERFECTAMENTE PARA CUBRIR LAS NECESIDADES DE NUESTRO BEBE

Por eso, consideramos que es importante saber…

¿Cómo preparar un biberón y hacerlo en las condiciones adecuadas? 

Aquí os dejamos algunas recomendaciones para hacerlo de forma segura:

La leche en polvo no es un alimento estéril y, ocasionalmente, puede contener microorganismos en pequeñas cantidades. Además, la leche se puede contaminar con una preparación incorrecta. Por ello, se deben seguir una serie de pasos para preparar los biberones con seguridad.

preparacion_biberon

Vía: Programa pippo

  1. Asegurarse que las manos y la superficie de trabajo estén limpias.
  2. Usar un biberón limpio o esterilizado.
  3. Calentar agua del grifo o embotellada hasta que empiece a hervir.
  4. Verter el agua necesaria inmediatamente al biberón. Esperar 3 minutos para que la temperatura del agua se sitúa cerca de 70ºC, añadir la leche en polvo en la cantidad recomendada por el pediatra y agitar el biberón. El agua a 70ºC está lo bastante caliente para destruir las bacterias que pueda haber en la leche en polvo.
  5. Enfriar el biberón hasta la temperatura corporal bajo el grifo y comprobar la temperatura antes de darlo al bebé para evitar quemaduras.
  6. Secar el biberón con un trapo limpio o papel de cocina y dárselo enseguida o antes de que pasen 2 horas.
  7. Desechar la leche que el bebé no haya tomado.
  8. Cuando estéis fuera de casa (de viaje, en el parque…) llevar biberones llenos sólo con agua. Cuando haya que prepararlo, añadir la leche en polvo y dársela, seguidamente, a temperatura ambiente.
  9. En casa, durante la noche, preparar el biberón en el mismo momento. No utilizar calienta-biberones, ya que mantener la leche tibia favorece el crecimiento de microorganismos patógenos.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Lactancia materna: http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/recomendaciones-sobre-lactancia-materna-comite-lactancia-materna
  • Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia:  http://salutweb.gencat.cat/web/.content/home/ambits_tematics/per_perfils/centres_educatius/menus_escolars/programa_revisio_programacions_menus_escolars_catalunya_preme/documents/arxius/alimentacion_0_3_es.pdf

Ana Casanova y Lele Ramírez. Matronas

Compártelo

    1 Comentario en "PREPARACIÓN SEGURA DE BIBERONES"

    1. En este video, una pediatra te muestra como preparar formula de manera segura, y tambien como preparar un biberon cuando estas fuera de casa.

      Responder

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres