Según los datos del Ministerio de Sanidad, en España se registran algo más de 3.000 nuevos casos de tos ferina al año. A pesar de la vacunación universal en la infancia, se ha observado un aumento de casos en ciertos grupos de edad, como adolescentes, adultos jóvenes, y sobre todo a lactantes menores de 6 meses. La incidencia más alta se da en menores de un año y, en especial, en bebés de menos de dos meses, edad a la que se administra la primera dosis de la vacuna. Ellos son los que tienen mayor riesgo de complicaciones graves, hospitalización y mortalidad.

¿Qué es la tos ferina?

Bordetella pertussis

Fotomicrografía de las bacterias Bordetella pertussis con la técnica de la tinción de gram.

La tos ferina es una infección de las vías respiratorias superiores provocada por la bacteria Bordetella pertussis que actúa adhiriéndose a los cilios que recubren parte del aparato respiratorio superior y liberando una toxina que produce la inflamación de las vías respiratorias. Cuando una persona con el virus estornuda, tose o pasa mucho tiempo en contacto cercano con otras personas compartiendo el espacio donde respiran, pequeñas gotitas que contienen la bacteria se mueven a través del aire favoreciendo la propagación y contagio de una persona a otra. 

Período de incubación: 6 a 20 días. Se inicia la clínica a partir del 7-10 día tras la exposición. 

Fases:

1. Catarral: Es la más contagiosa, Los síntomas iniciales son parecidos a los del resfriado común, con congestión nasal o moqueo, estornudos y en ocasiones tos o febrícula. 

2. Paroxística: Cuadro típico de tos ferina con episodios repetitivos de accesos de tos leve, seca e irritativa, con gallo inspiratorio, que se va haciendo cada vez más intensa, de predominio nocturno y que puede provocar vómitos. Los accesos de tos pueden desencadenarse con el mínimo estímulo así como con el llanto, la risa, el estornudo, el ejercicio físico o la alimentación.  En este período es donde aparecen las mayores complicaciones, tanto a nivel pulmonar como neurológicas. 

3. Convalecencia: dura entre 1-2 semanas. Recuperación.

Tratamiento: la enfermedad mejora  si se administra tratamiento antibiótico en las primeras etapas.  Es importante no tomar ni administrar nunca un medicamento para la tos a menos que el médico lo haya indicado. Como hemos visto antes, los bebés menores de dos meses son los que tienen mayor riesgo de complicaciones graves, hospitalización y mortalidad. Si su hijo recibe tratamiento contra la tosferina en un hospital puede que necesite ayuda para mantener las vías respiratorias despejadas, por lo que se realizarían aspiraciones de las secreciones cuando precise. Se monitorizará la respiración y se administrará oxígeno. Si su hijo muestra signos de deshidratación o tiene dificultad para comer, podría ser necesario que le administren líquidos por vía intravenosa. Deben tomarse precauciones como lavarse bien las manos y mantener las superficies limpias. Según la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), algunas recomendaciones para controlar la tosferina y reducir el riesgo de transmisión a los demás:

  • Respeta las horas exactas para administrar el antibiótico recetado por el médico.
  • Mantén en lo posible la casa libre de agentes irritantes que pudieran desencadenar la tos: humo, polvo y vapores de sustancias químicas.
  • Usa un humidificador limpio de vapor frío para ayudar a aflojar las mucosidades y a calmar la tos.
  • Lávate bien las manos.
  • Bebe mucho líquido —como agua, jugos y sopas— y tome frutas para prevenir la deshidratación.
  • Aprende a reconocer los signos de deshidratación para acudir al médico: boca seca y pegajosa, somnolencia o cansancio, sed, disminución de las ganas de orinar o menos pañales mojados, pocas o ninguna lágrima al llorar, debilidad muscular, dolor de cabeza, mareos o sensación de aturdimiento.
  • Come pequeñas cantidades de alimentos cada cierta cantidad de horas para ayudar a prevenir los vómitos.

tosferina_456px

Con frecuencia en la edad adulta la tos ferina no es diagnosticada, sobre todo en los casos en que los síntomas son más leves, o la enfermedad es asintomática. 

Descargar (PDF, 3.84MB)

¿Estás embarazada? Vacúnate

Vacunación durante el embarazo = prevención para el bebé

Según la actualización del Ministerio de Sanidad en “Revisión del programa de vacunación frente a tos ferina en embarazadas en España, a pesar de las altas coberturas de vacunación, tanto en España como en los países del entorno, se están registrando un alto número de casos de tos ferina en los últimos años. Las vacunas que se emplean en la mujer embarazada son dTpa, y están indicadas para la inmunización activa frente al tétanos, la difteria y la tos ferina.  Es una vacuna inactivada por lo que no supone ningún riesgo teórico para la madre ni el feto. Su administración es vía intramuscular.

TDAP-durante-el-embarazo-470x200

Recomendaciones según Joint Committe on Vaccinations and Inmunisations (JCVI):

Se recomienda la vacunación de la mujer embarazada durante el tercer trimestre, entre las 28-32 semanas de gestación. Una única dosis en cada embarazo.

  • La vacunación durante el embarazo es la mejor estrategia de prevención en el recién nacido. Vacúnate entre las semanas 28 y 32, ya que si lo haces antes los niveles de anticuerpos que pasan al bebé a través de la placenta pueden no ser suficientes.
  • Estrategia del nido: Muchos bebés que contraen la tos ferina se contagian de sus padres, hermanos mayores u otras personas que los cuidan, quienes a veces ni siquiera saben que tienen la enfermedad, por lo que se recomienda que cualquier persona que vaya a estar en contacto con un bebé recién nacido (padre, abuelos, tíos, amigos, personal sanitario y cuidadores) se vacunen.
  • El Advisory Committe on Immunization Practices (ACIP) de Estados Unidos, aconseja una dosis de dTpa en cada embarazo, ya que los anticuerpos no protegen de un embarazo a otro.
  • No debes olvidar la importancia de la vacunación primaria frente a tos ferina en tiempo, es decir, vacuna a tu hijo el mismo día en el que el niño cumple 2, 4 y 6 meses de edad, según el calendario vacunal.

istock_000023377954small¿Es segura la vacunación durante el embarazo?

Investigadores del Baylor College of Medicine y de la Universidad de Duke han comprobado que la vacuna dTpa administrada a la mujer embarazada es segura y efectiva para proteger al neonato frente a la enfermedad los primeros meses de vida. En el estudio realizado en Inglaterra por Amirthalingam et al. se observó una efectividad del 90% en los niños menores de 2 meses cuyas madres se vacunaron al menos siete días antes del nacimiento. La transmisión placentaria de anticuerpos antitosferinosos es eficiente y estos anticuerpos tienen una vida media de unas 6 semanas, desapareciendo progresivamente en los primeros 4-6 meses de vida del bebé. 

Reacciones adversas de la vacuna

Las reacciones adversas más frecuentes tras la administración de la  vacuna son las reacciones locales: dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona de punción, que pueden aparecer en las primeras 48 horas y curan sin secuelas. No se ha observado un incremento de eventos adversos tras la vacunación de mujeres embarazadas con respecto a la vacunación fuera del embarazo, ni alteraciones en el parto, el desarrollo del feto o en el recién nacido.

¿Cómo beneficia la vacuna al bebé? 

La mayoría de las mujeres embarazadas no tienen suficientes anticuerpos protectores frente a la tos ferina para transmitírselos efectivamente por vía transplacentaria a sus hijos recién nacidos durante el embarazo o a través de la lactancia materna. La vacunación de la madre durante el embarazo sirve de protección al bebé durante los 2 primeros meses de vida, disminuyendo los casos de tos ferina, hospitalizaciones y muertes en niños menores de un año.  Los anticuerpos IgG específicos antipertusis transferidos a través de la placenta de la madre al feto producen una inmunización pasiva en el recién nacido que le protege y modifica la gravedad de la enfermedad durante el período de máximo riesgo, cuando el bebé es aún muy pequeño para recibir la vacuna directamente. La primera dosis de la vacuna frente a la tos ferina, incluida en los calendarios vacunales, se administra a los 2 meses, por lo que la inmunidad efectiva frente a la enfermedad no comienza hasta transcurridas unas semanas tras esta primera dosis. 

Coberturas en España

En España, las sociedades científicas involucradas con las vacunaciones y la atención a mujeres gestantes plantearon la necesidad de incluir la vacunación frente a la tos ferina en las embarazadas y, en junio de 2015, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomendó que las comunidades autónomas pusieran en marcha la vacunación de las gestantes. Sin embargo, hasta la fecha, solo 7 de ellas lo han llevado a cabo: Cataluña fue la primera comunidad en instaurar esta estrategia, en enero de 2014 y posteriormente se sumaron Asturias, Canarias, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y Extremadura.

Tos Ferina

Pregunta a tu matrona en el centro de salud si necesitas más información.

La Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación de todos los niños contra la tosferina, siguiendo los calendarios de vacunación sistemática de las comunidades autónomas españolas donde residan.

calendario vacunal recien nacido

 

Tríptico Informativo de la Comunidad Valenciana

Descargar (PDF, 171KB)

Fuentes:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad | Programa de vacunación frente a la tos ferina en España | Vacunación de las embarazadas frente a la tos ferina en la Comunidad Valenciana | Tos ferina. AEPED | Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

 

Lele Ramírez y Ana Casanova. Matronas

Compártelo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    About ayudanosquesomospadres